¿Qué es y cómo preparar tu elevator pitch?

¿Qué es y cómo preparar tu elevator pitch?

El elevator pitch, un impactante discurso de presentación que es ágil, breve, rápido y conciso, algo que todo buen negocio debe crear.

Te ayuda a despertar un interés por algo que deseas ofrecer y busca darle una buena impresión al receptor de tu servicio o producto. El discurso debe ser personalizado para cada audiencia.

¿Qué es el elevator pitch? (Discurso del elevador)

Es una breve forma de presentarse y conectar con alguien más o una audiencia, con el objetivo de generar interés o curiosidad. Se usa, por lo general, para presentar un producto, proyecto o negocio en el periodo de tiempo de un viaje en ascensor, es decir, alrededor del minuto.

También es utilizado en los casos de buscar obtener una reunión en otro momento o exponer tu idea con más detalles a tu líder o cliente potencial.

Es la mejor forma de compartir tus credenciales: Quién eres, qué haces y qué quieres lograr, de manera rápida y efectiva.

La entrenadora de desarrollo profesional, Rosie McCarthy, comenta: "Este discurso debe decirles algo diferente: resallar cuál es su propuesta de venta única y brindar evidencia concreta sobre la forma en que agrega valor".

Beneficios de usar este tipo de discursos

Cuando se hace de forma correcta, este discurso puede ser realmente convincente para crear relaciones profesionales y comerciales. Los beneficios más destacados son:

  1. Hacer crecer tu negocio aprovechando al máximo tus encuentros casuales.
  2. Entregar un mensaje con claridad y seguridad.
  3. Compartir una idea de negocio, sin ser agresivo o quitarle mucho tiempo a la persona/audiencia que te escucha.
  4. Obtener una buena impresión y la atención suficiente para darte a conocer.
  5. Lograr que tu negocio sea memorable frente a la competencia, transmitiendo una imagen competente y profesional.
  6. Generar la necesidad de una presentación más amplia con todos los detalles, si tu pitch es convincente.

Las nuevas oportunidades que puede tener tu negocio gracias a un buen discurso de ascensor, vale la pena toda la energía y esfuerzo que lleva hacerlo.


¿Conoces las ventajas de emplear documentos y firmas digitales para tu empresa? También hablamos un poco sobre sus beneficios.


¿Cómo hacer tu elevator pitch?

Un elevator pitch no es directamente un "discurso de venta", la idea es que tenga una intención comercial, pero que no sea muy directa. El mensaje debe interesar al que escucha. Por eso debe contar con al menos estas características:

  1. Identificar el problema: cuando una idea de negocio es buena, es porque resuelve un gran problema o soluciona una necesidad muy demandada. Sabiendo cuál es esta y tiendo claro tu público objetivo, tienes este primer paso para iniciar.
  2. Saber cuál es la propuesta de valor: es momento de colocar sobre la mesa la solución a ese problema existente, en este punto te diferencias de la competencia y te vuelves novedoso. Comunícala de forma clara y precisa.
  3. Crear un plan de negocio: está claro que todo tu plan de negocio no podrás contarlo en tan poco tiempo, pero puedes usar los puntos clave del mismo. Aquí se destaca la escalabilidad, beneficios o procesos de forma resumida.
  4. Hablar sobre ti y también sobre tu equipo: hay que hablar de quién eres y lo que tu equipo tiene para ofrecer. Debes ganarte la confianza de tu interlocutor respaldándote en tus capacidades y las de tu equipo.
  5. Dejar un CTA (llamada a la acción): todo buen discurso debe cerrar con una llamada a la acción. Agendar una llamada, dejar una tarjeta, invitar a una reunión con más detalles...

¡Si has visto Shark Tank, podrás ver muchísimos ejemplos de elevator pitch!

Para lograr que un elevator pitch funcione, debes poder sintetizar la información, emplear datos (estadísticas) relevantes, storytelling y asegurarte de que todo sea orgánico.

Que debes evitar en tus discursos

Ya tienes todo para hacerlo de forma correcta, pero debes evitar algunas cosas como estas, para hacer de tu discurso más efectivo:

  • No hables muy rápido, aunque sea poco tiempo para comentar la idea, debes cuidar de que tu mensaje sea transmitido de forma correcta. Para esto, practícalo varias veces antes de usarlo.
  • No debes ser monótono, cuidado con quedarse atrapado en una energía baja y que no transmite seguridad. Deja que la persona que te escucha pueda intervenir cuando quiera.
  • No te limites a tener uno solo para todo, puedes incluso tener una mezcla de dos elevator pitch, uno para momentos más formales y otro para un encuentro informal.

Comprueba cómo te ves hablando del tema, has contacto visual siempre que puedas y demuestra que tu energía es positiva y entusiasta.

“Uno de nuestros clientes se mudó al trabajo remoto este año. No estaban seguros de cumplir con todos los plazos, les generaba mucho estrés y confusión a sus talentos. Con la ayuda de nuestra estrategia para la gestión efectiva de talentos IT en remoto, la empresa superó los plazos, aumento su ROI un 300% y se volvió más productiva de lo que era antes de la transición”.

 

Usa ese ejemplo como guía de un elevator pitch y sácale provecho a la herramienta que puede llegar a transformar tu negocio.

Muchas de las personas llegan lo suficientemente lejos para saber lo que desean decir o transmitir, pero les falta solo ese pequeño empujón para decirlo con confianza. El elevator pitch es ideal para esto, hacerlo de forma orgánica nos llevará al punto de no perder el momento ideal para compartir nuestras fortalezas profesionales con otros.

Quieres contratar talento remoto para tus ofertas laborales. Hazlo con Interfell

 

Ricardo Ollarves
Ricardo Ollarves
Content writer para Interfell. Amigo del SEO, Ingeniero en Informática de profesión y geek de nacimiento. En todos lados como @ricardollarves