Los sesgos culturales en las entrevistas de trabajo

Los sesgos culturales en las entrevistas de trabajo

En el trabajo remoto uno de los desafíos es sacar provecho a la diversidad y riqueza del talento global. Evitar sesgos culturales es el primer paso.

Es realmente gratificante encontrarte casi siempre con personas que compartan la misma cultura que tú. Aunque esto es natural, según un estudio de Lucy Zhang Bencharit, la manera en la que los candidatos a entrevistas comparten su entusiasmo, impacta en las decisiones de los encargados de la contratación.

Los sesgos por lo regular están bastante relacionados con los sentimientos y la intuición, pero en estos procesos la lógica y la razón deberían predominar.


¿Quieres seguir profundizando sobre los sesgos? Tenemos un artículo que habla sobre los sesgos inconscientes al reclutar y gestionar talentos remotos.


Sesgos culturales: la primera impresión

Es una de las causas principales de las malas contrataciones. Los primeros minutos del entrevistado en una prueba o conversación con el entrevistador pueden ser de mucha tensión. Además, es común que al sentirse bien con alguien hagas preguntas fáciles y seas mucho más empático, cuando existe algo negativo, todo lo contrario.

Sí, aquí es donde las reacciones primitivas se ven involucradas en las entrevistas de trabajo. Para evitar un poco esto podemos usar las llamadas telefónicas, donde la perspectiva puede ser diferente. Pero no siempre es la solución.

Sesgos culturales: el acento extranjero

Algunos factores más frecuentes que pueden causar un sesgo son la comunicación de videollamadas, audios o cualquiera de estos medios, y es por los acentos extranjeros. Incluso, el tartamudeo puede ser una de las cosas que los entrevistadores no pueden ignorar, y que deberían en muchos casos.

La comunicación por teléfono puede reducir el impacto visual de las primeras impresiones, por ejemplo. Una llamada puede ser bastante útil para evitar ese sesgo de la primera impresión, pero no debería ser la única técnica para evitar esto.

Sesgos culturales: los de género y raciales

Según McKinsey, las empresas con una fuerza laboral diversa pueden aumentar su desempeño en un 15% a 35% en un año. Desafortunadamente, los prejuicios raciales y de género pueden ser un obstáculo difícil de superar en el mundo.


Tenemos un artículo donde hablamos sobre la reducción de la brecha de género en el área IT.


Lo ideal es contar con entrevistadores que tengan buenos antecedentes, diversos géneros y edades, además la decisión final de contratación no debe ser tomada por una sola persona.

Las empresas que se animan a realizar una prueba de habilidades, ignorando por completo los sesgos culturales de género y raciales, logran contratar un equipo diverso y bien capacitado.

La intuición no debe ser la prioridad

Siempre escuchamos a todos decir que la intuición es importante, que confiar en nuestros instintos puede ser la clave. Sin embargo, para las entrevistas de trabajo y el contexto de una contratación laboral, esto puede ser un sesgo inconsciente.

La intuición no debe ser el motivo por la que logres una contratación o selección de talento para un negocio, al menos no por encima de la razón.

Agilizar, estandarizar y promover un mejor proceso para las entrevistas, además de contar con buenas selecciones de talentos, ayudará a disminuir los sesgos. Los profesionales encargados de estos procesos deben ser bien capacitados y muy conscientes de lo que representa añadir un talento nuevo a tu organización.

Hay muchas cosas por hacer para ir eliminando los sesgos culturales e inconscientes, como ser conscientes de nosotros mismos, tener claro los perfiles que se buscan o contratar a especialistas para procesos de selección.

En Interfell, estamos preparados para cubrir las necesidades de tu empresa de forma efectiva, promoviendo la inclusión y la conciliación 100% en remoto. Agenda una llamada con nosotros y comienza a sacarle provecho.

 

Ricardo Ollarves
Ricardo Ollarves
Copywriter para Interfell y cercano amigo del SEO. Soy Ingeniero en Informática de profesión, geek de nacimiento. Interesado por compartir mis intereses en espacios digitales, en todos lados como @ricardollarves