Los equipos autogestionados para el trabajo remoto

Los equipos autogestionados para el trabajo remoto

Los equipos autogestionados se traduce a talentos con la capacidad de ser totalmente responsables de sus resultados, perfecto para el trabajo remoto.

Trabajar a distancia ya pasó a formar parte de una realidad laboral en Latam y el mundo entero. Según 5G Américas, en países como Brasil o Argentina tienen una participación cercana al 10%. En Colombia, 95.000 talentos de unas 10.000 empresas están aplicando la modalidad del trabajo remoto.

La autogestión en los equipos de este estilo puede ser una pieza fundamental. La gestión "tradicional" de un jefe y sus empleados por debajo puede estar quedando atrás, ahora un liderazgo más participativo puede ser la clave para el éxito de tu empresa.


En este punto puede serte útil conocer también sobre las organizaciones verticales vs. horizontales.


¿Qué son los equipos autogestionados?

Es un grupo de talentos responsables de todos o la mayoría de los aspectos productivos de un producto o servicio. Los define un alto grado de autonomía, sobre todo en este caso para resolver inconvenientes de sus tareas laborales.

Por lo general, estos equipos poseen una organización más ágil, flexibilidad laboral y cuentan con una capacidad de respuesta rápida, los contextos pueden variar y seguirán estando enfocados con sus objetivos.

Las crecientes demandas de los consumidores han generado este tipo de equipos que, de forma ágil, remota y unificada, dan las respuestas necesarias de forma efectiva y organizada.

¿Cuáles son las principales características que deben poseer estos equipos?

Las metodologías ágiles son el medio perfecto para que estos equipos innoven rápidamente y ofrezcan la competitividad necesaria. Pero en general, estas características son las que deben compartir tus equipos autogestionados:

  1. Liderazgo: si bien es cierto que el rol del gerente se modifica en este contexto, todo talento necesita de una buena orientación. El apoyo y las perspectivas externas son de gran ayuda, la idea es generar el escenario perfecto para que realmente se escuche a todos los talentos y sus opiniones. No más reuniones para que te digan que hacer siempre, sin pensar o discutir su utilidad.
  2. Constancia: la perseverancia en el trabajo remoto es vital, sobre todo porque todos deben conocer cuáles son sus objetivos y plazos de entrega. El esfuerzo que introduzcan en ello y la dedicación puede ser lo que marque la diferencia de los resultados.
  3. Comunicación constante: el rol de líder debe mantener y promover una constante comunicación interna, no abusar de las reuniones, pero que su equipo de trabajo comparta los mensajes o la información de forma clara para evitar atascos.
  4. Objetivos claros: trabajar de esta forma hace que los objetivos sean mucho más adaptados a cada talento, a la vez, hará más difícil que alguien evada sus responsabilidades. Compartir la misión o propósito entre todos incentivará a medir mejor los resultados y conocer cuál es el peso de su trabajo en todo el proceso.

Un estudio realizado por Project Management Institute (PMI), comenta que 71% de las organizaciones a nivel mundial hace uso de las metodologías ágiles para sus equipos autogestionados.

Beneficios de los equipos autogestionados

La forma en la que estos equipos pueden potenciar a tú empresas son muchas, por ejemplo, ofreciendo ciclos de trabajos más cortos. Con los objetivos establecidos de forma trimestral o mensual, se pueden tomar acciones rápidamente y revisando periódicamente el avance de cada uno, lograr buenos resultados.

Los roles siguen siendo establecidos, pero en este contexto el líder debe aportar con información y organización para todo el equipo. Puede existir un facilitador, encargado de las reuniones o que se cumpla la metodología ágil, además de promover la participación de todo el equipo. Y claro, como no olvidarnos del resto del equipo, los encargados de cada proceso y de llevar a cabo los objetivos de la organización.

Por otra parte, las herramientas utilizadas son un medio excelente para las buenas prácticas ágiles. Lograr, de forma remota, visualizar los objetivos de forma compartida es algo fundamental, Es como tener una pizarra en la oficina con el objetivo de todos y con fácil acceso cuando se desee. El almacenamiento de información, logros o tareas cumplidas con estos equipos es mucho más simple.

Comprender y sacar provecho del poder de tus talentos, en lugar de solo canalizar las ideas a un gerente único, es la mejor forma de obtener mejores resultados.

Todas las ideas o aportes de tus equipos autogestionados a los objetivos de tu organización, se transformarán en crecimiento. Con una magnífica selección, contratación y gestión de tus equipos remotos, puedes lograr cosas increíbles para tu empresa. Te podemos colaborar con eso y más en Interfell.

¿Quieres armar tus equipos remotos autogestionados? Consulta con nosotros cómo hacerlo.

 

Ricardo Ollarves
Ricardo Ollarves
Content writer para Interfell. Amigo del SEO, Ingeniero en Informática de profesión y geek de nacimiento. En todos lados como @ricardollarves