Las pausas activas durante el trabajo remoto

Las pausas activas durante el trabajo remoto

Tomar pausas activas en el trabajo remoto te ayudará a relajar tu cuerpo, reducir estrés y hasta descansar la vista de las pantallas. Detener por un momento las actividades laborales y llevar a cabo ciertos ejercicios pueden ser muy beneficiosos.

La flexibilidad del trabajo remoto es una virtud que muchos talentos desean, pero otros también piensan en los dolores de espalda al no tener suficientes descansos. Son imprescindibles las pausas activas en el trabajo remoto durante la jornada laboral, sobre todo no estar un día sin moverse frente al ordenador.

¿Por qué tomar pausas activas en el trabajo remoto?

Una encuesta a 2 mil talentos en EE. UU., reveló que 30% no se toma un descanso para almorzar mientras trabaja desde casa. Además, 60% de los trabajadores remotos se sienten "culpables" al tomar descansos durante las horas de trabajo.

Nuestra salud y estado físico siempre agradecerá este tipo de acciones en nuestra jornada laboral. Algunas de las razones para llevarlas a cabo son:

  1. Puede hacer volar tu creatividad: ir a realizar alguna actividad diferente puede hacernos tener un gran avance o tal vez incluso la solución a los problemas en lo que trabajamos. Según el psicólogo de la Universidad de Carolina, R. Keith Sawyer, el cerebro es más creativo cuando hacemos una actividad repetitiva, como picar fruta, barrer o bañarnos.
  2. Ofrece más energía: las pausas activas en el trabajo remoto, hasta de solo 2 minutos, dan la energía suficiente para volver con más capacidad a terminar las tareas laborales. Aunque parece que estás quitando tiempo a tu trabajo, es al revés, el cerebro en este pequeño break logra recargarse, permitiendo concentrarse mucho mejor.
  3. Te hace quemar algunas calorías: los descansos de al menos 10 o 15 minutos pueden ayudarte a quemar energía y mantenerte en forma. Una caminata breve puede darle actividad a tu cuerpo y disminuye los niveles de grasa corporal.
  4. Te puede relajar después de todo: caminar hace que estemos un poco más relajados al final de cada jornada, incluso, puede ayudarnos a dormir mucho mejor para al siguiente día volver con todo. El descanso se traduce siempre en productividad y mejora en la salud mental.

Actividades para las pausas activas en el trabajo remoto

Un descanso activo no se trata de simplemente quedarse sentado en la silla frente a su ordenador, algunos requieren de movimientos sencillos, pero que marcarán la diferencia.

Antes de llevar a cabo cualquiera de las actividades que favorezcan tu productividad, debes tener en cuenta ciertas cosas como:

  • Relajarse mientras haces los ejercicios
  • No exageres los ejercicios para evitar lesiones.
  • Debes esforzarte por desconectarte al menos unos minutos de todo.
  • Evita hacerlos si te sientes mal, tienes alguna fractura o simplemente estás en reposo.

Una vez conoces estos puntos importantes, compartimos contigo algunos de los ejercicios ideales para tus pausas activas.

Estiramientos

Puedes comenzar por el cuello, tan sencillo como intentar llevar tu oreja al hombro de ambos lados, sin aplicar mucha fuerza. Luego la barbilla al pecho y al contrario, empujar un poco hacia atrás.

También una inclinación pélvica, puedes elevar un poco la zona pélvica arqueando la espalda, como si estuvieras sacando el pecho.

De pie, puedes también elevar tus rodillas y sostenerlas con tus manos, una por una, además de flexionar y estirarlas.

Hacer movimientos circulares con tus manos y muñecas, puede ser algo que te ayude a relajarlas un poco.

Todos estos ejercicios sencillos con periodos de 10 o 15 segundos.

Hacer una tarea diferente

Seguro tienes algunos quehaceres del hogar por terminar, lavar los trastes, doblar la ropa o incluso barrer un poco tu oficina en el hogar. Este tipo de actividades te ayudan a desconectar tu cerebro por un momento, además de que exigen una pequeña actividad física para mantenerte en movimiento y vas tachando tus tareas pendientes.

Dar un paseo corto

Una pequeña caminata para comprar algo que te haga falta para tu almuerzo, salir a dar una vuelta con tu mascota o simplemente respirar aire fresco es vital. El ejercicio, por muy simple que sea, alivia el estrés y te ayuda un montón con los dolores o molestias de estar sentado muchas horas al día.

Tomar el sol

¡Que maravilloso es tomar el sol unos minutos al día! El sol hace que nuestros cuerpos produzcan la vitamina D que favorece el sistema inmunológico.

Tomar el sol en el jardín, en la ventana o estirando un poco el cuerpo es saludable. Además, puedes hacer con un pequeño refrigerio para acompañar el momento.

Mantener un buen estado de salud y físico va más allá de la vanidad o el interés personal, tu memoria, concentración y estado de ánimo se puede mejorar mucho si cuidas de esto. Cuando te sientas recargado o con mucho estrés, puedes acudir a las pausas activas en el trabajo remoto para lograr siempre buenos resultados.

Recuerda que si buscas trabajo de manera remota, puedes visitar nuestras vacantes disponibles, seguro encuentras oportunidades que se ajusten a tus necesidades.

 

Ricardo Ollarves
Ricardo Ollarves
Copywriter para Interfell y cercano amigo del SEO. Soy Ingeniero en Informática de profesión, geek de nacimiento. Interesado por compartir mis intereses en espacios digitales, en todos lados como @ricardollarves