Las habilidades blandas en la selección del talento IT

Las habilidades blandas en la selección del talento IT

 

Las habilidades duras (hard skills) de los talentos IT ofrecen soluciones a problemas técnicos puntuales, pero son las habilidades blandas (soft skills) las que finalmente permiten resolver las crisis y los cuellos de botella que se generan en el funcionamiento de las empresas.

Sin ciertas destrezas técnicas difícilmente una empresa contratará a determinado profesional para ocupar una posición, especialmente en el área IT. No obstante, la experiencia ha demostrado que la formación técnica no basta, pues en el momento de las dificultades son generalmente las habilidades blandas de los talentos las que hacen la diferencia, y las que permiten superar los imprevistos.

Y cada día que pasa, las empresas, y los departamentos de recursos humanos, toman más conciencia de esta realidad. La capacidad para trabajar en equipo, la empatía, la actitud, la comunicación eficaz, la adaptabilidad, son virtudes claves a la hora de resolver los impases, los contratiempos, que se presentan en cualquier operación de negocios, en especial en los de tecnología.

Es más, la pericia técnica se puede mejorar, se puede adquirir, y tal vez, algunas otras destrezas laborales no especializadas también, como la redacción de informes, las presentaciones eficaces, la administración del tiempo y la capacidad de negociación.

Pero, las habilidades blandas, las que son producto de la experiencia vital, y conforman nuestra personalidad, no.  Esas destrezas que se expresan en forma de rasgos de conducta, en forma de actitudes, y que difícilmente podremos cambiar de la noche a la mañana, por más cursos o entrenamientos que hagamos, pues se formaron a lo largo de toda una vida, o cuando menos, en buena parte de ella.

Unas destrezas que son sumamente apreciadas por los reclutadores de personal, pues la dinámica empresarial les ha mostrado que son los profesionales con mejores habilidades blandas los que logran resolver las situaciones críticas, y no los tecnólogos solo dotados de habilidades duras.

Entre las habilidades blandas más solicitadas en el sector tecnología, destacan:

Las habilidades blandas más apreciadas por las empresas de tecnología.

  1. Buena comunicación.

    La capacidad para hablar en público, transmitir ideas y captar la atención es esencial. No se trata sólo de saber expresarse, sino de proyectar a la audiencia unos valores y de emocionar y lograr la empatía en sus interlocutores.

  2. Trabajo en equipo.

    En el sector IT es un imperativo el trabajo colaborativo para poder planificar y alcanzar objetivos en grupo. Un trabajo colaborativo en donde las capacidades de comunicación, de organización y de liderazgo son claves a la hora de asumir responsabilidades sobre las asignaciones. 

  3. Pensamiento crítico.

    El pensamiento crítico es fundamental para poder analizar e interpretar adecuadamente una información o situación en los procesos de toma de decisiones,

  4. Sociabilidad.

      La sociabilidad es básica para lograr entornos de trabajo gratos y buenas relaciones tanto con compañeros, supervisores y clientes.

  5. Adaptabilidad. 

    Lo único constante es el cambio y por ello debemos tener la capacidad de adaptarnos a situaciones nuevas e inciertas, como para poder brindar soluciones rápidas y oportunas frente a distintas contingencias.

Un tema fascinante, que despertó gran interés entre los gigantes tecnológicos al punto de llevar a Google a desarrollar el Proyecto Oxígeno, con la intención de conocer las cualidades más importantes con que contaban sus empleados.

Y los resultados, que publicara The Washington Post, sorprendieron a propios y extraños, y pusieron de tela de juicio la máxima fundacional con la cual Sergey Brin y Larry Page fundaron Google. “Sólo los tecnólogos pueden entender la tecnología” y por tanto, ¿serían las habilidades duras de sus empleados las más apreciadas?

Sin embargo, el estudio demostró todo lo contrario. De las 8 destrezas básicas que encontraron en los mejores trabajadores del gigante de las búsquedas y la computación en la nube, 7 se correspondieron con habilidades blandas. y solo una, la última, tuvo que ver con habilidades duras.

Las 8 habilidades de los mejores empleados de Google.

 

  1. Ser un buen coach.
  2. Faculte a su equipo y evite la microgerencia.
  3. Exprese interés en el éxito y el bienestar de los miembros del equipo.
  4. No sea tímido: Sea productivo y esté orientado a los resultados.
  5. Sea un buen comunicador y escuche a su equipo.
  6. Ayude a sus empleados con el desarrollo de sus trayectorias.
  7. Establezca una estrategia y visión claras para el equipo.
  8. Y por último, tenga habilidades técnicas para poder aconsejar al equipo.

 

Como se ve, 7 destrezas blandas por encima de la única destreza dura, la habilidad técnica. Habilidades blandas que hoy en día, tanto Google como el resto de industria aprecian y valoran como fundamentales y que son la base para el buen trabajo en equipo, piedra angular del sector IT.

Claro, no estamos diciendo que una corporación contrate a un programador que no sepa programar. Lo que queremos significar es que, entre 2 programadores con preparación similar, el que tenga habilidades blandas a la larga resultará mejor para la empresa, pues gracias a ellas podrá motivar e inspirar a sus compañeros, y a la larga, ayudará al fortalecimiento de la organización.

Decía Steve Jobs, co-fundador y gurú de Apple, refiriéndose al valor de tener empleados con sólidas habilidades blandas, “necesitamos desesperadamente la pericia de quienes están educados en lo humano, lo cultural y lo social”, pues “es más importante contar con trabajadores apasionados que con experiencia”.

Si quieres conocer más sobre la selección de talento IT con habilidades blandas, puedes agendar una llamada con uno de nuestros consultores.