El seleccionador de sitios y las oficinas líquidas.

El seleccionador de sitios y las oficinas líquidas.

 

Ya antes de la pandemia, las empresas necesitaban adecuarse a nuevas exigencias organizacionales y crearon nuevos cargos como el de Chief Hapiness Officer o el de Remote Working Chief. Pero la cosa no quedó ahí, ahora surge una nueva posición, la de seleccionador de sitios de oficina.

Sí, aunque el trabajo remoto ha demostrado ser altamente favorable y productivo para trabajadores y empresas, muchos profesionales y también algunos jefes, están empezando a extrañar ciertas dinámicas de trabajo que tenían lugar en las oficinas. Y ello genera esta nueva necesidad, la de contratar a seleccionadores de sitios de oficina.

Y como los trabajadores calificados son cada día más escasos, ahora son las empresas las que se plantean moverse, las que buscan migrar a donde residen los talentos o a donde a estos talentos les gustaría residir.

Sitios de residencia en los que los trabajadores encuentren buenos servicios, vialidad, vivienda, guarderías, esparcimiento y calidad de vida, y sitios donde las compañías consigan ventajas impositivas, facilidades de construcción, tecnológicas y/o digitales, como para instalar allí nuevas sedes de oficina.

El seleccionador de sitios de oficina.

Una circunstancia que demanda la búsqueda de estos nuevos profesionales, posición que puede ser cubierta, bien por la subcontratación de empresas externas, en el caso de startups o pymes, o por la incorporación de profesionales a los organigramas de las empresas, en el caso de las grandes compañías.

Lógicamente, la selección de los mejores sitios de oficina no solo depende de la habilidad de los seleccionadores. También las administraciones de los países, estados, ciudades, municipios, etc. tienen mucho que ver con que las empresas encuentren estos espacios en sus jurisdicciones, con facilidades de acceso, infraestructura y desarrollo a la mano.

Algo tan importante que, en los EE. UU., la CNBC (Consumer News and Business Channel) ha visto la conveniencia de ofrecer un ranking sobre los mejores estados de la unión americana para el desarrollo de los negocios.

El ranking se titula American Top States for Business y en su última edición del pasado 13 de julio da cuenta que los mejores lugares para los negocios.

Los 10 mejores sitios de EE. UU. para los negocios

  1. Virginia
  2. Carolina del Norte
  3. Utah
  4. Texas
  5. Tennessee
  6. Georgia
  7. Minnesota
  8. Colorado
  9. Washington
  10. Ohio

Según: CNBC.

Un listado que sin duda estimula a los estados que allí aparecen a continuar con sus esfuerzos en favor de las actividades de negocios, y que también incentiva a los que no figuran allí a cambiar sus políticas, a fin de acceder en próximas ediciones a tan selecto grupo.

Algo parecido ocurre en Europa. En el Reino Unido de Gran Bretaña (tras separarse de la Unión Europea) han cambiado muchas políticas públicas, para estimular la inmigración de profesionales calificados, y para ofrecer facilidades a las empresas extranjeras a mudarse allí.

Otros países como Irlanda y Andorra han generado iniciativas similares de reducción impositiva y de apoyo a los negocios. La intención es la misma, atraer a jóvenes profesionales y a grandes corporaciones a radicarse en sus territorios.

Las oficinas líquidas

Algo queda claro, la vuelta al trabajo de oficina será distinta. Salvo en el sector de manufactura, en donde la mayoría de los colaboradores seguramente regresará a sus antiguas formas de trabajo, en el resto de los sectores no será así.

En ellos, y en especial en el sector IT, si se da cierto regreso será a espacios de oficina diferentes, flexibles y/o temporales. Tal vez sean coworkings, u “oficinas calientes” (en donde cualquiera puede traer su portátil y ocupar cualquier escritorio, o solicitar el equipamiento que requiera).

 


 

Si quieres saber más sobre flexibilidad empresarial y modelos híbridos de trabajo, tenemos un post que habla sobre el tema.

 


 

Una nueva manera de concebir los sitios de trabajo que bien podríamos llamar “oficinas líquidas” (coincidiendo con las ideas de la modernidad líquida de Zigmund Bauman), espacios de trabajo transitorios, ajustables, para ser usados a ratos, o contratados por horas o días (coworkings) y en los que ya nadie dejará sus efectos personales.

Las oficinas líquidas ofrecen múltiples opciones para combinar el trabajo presencial con el remoto, a saber:

Modalidades de trabajo en la oficina líquida

 

1. Sitios calientes.

La idea de los sitios calientes o Hot Desking es eliminar los puestos fijos de trabajo en las empresas y sustituirlos por escritorios y equipos que se puedan compartir, en un ambiente de trabajo abierto.

2. Modelo híbrido presencial-remoto.

Consiste en trabajar uno o dos días en la oficina y el resto de forma remota. Según Nicholas Bloom, profesor de economía de la Universidad de Stanford, trabajar así es la forma óptima de equilibrar la vida personal con la laboral, reduciendo el estrés y los tiempos de traslado.

3. Modelo remoto «plus».

El modelo remoto “plus” propone asistir a la oficina una semana al mes, y trabajar en remoto las otras tres semanas. Esto permite que las personas puedan vivir más lejos y que sólo tengan que trasladarse a la oficina una vez al mes, lo cual ayuda a que los equipos de trabajo no pierdan el contacto directo.

4. Hub & Spoke.

Es una red de oficinas distribuidas geográficamente a partir de un núcleo central, lo que permite a los profesionales trabajar desde el núcleo central de la empresa o desde ubicaciones radiales (periféricas). Los radios son espacios de trabajo más pequeños, que pueden usarse de forma flexible e intermitentemente y que buscan que los trabaadores reduzcan o eliminen la necesidad de desplazarse.

5. Tiempo de calidad.

En este modelo lo importante no son las horas que el trabajador dedica a su trabajo sino los resultados que produce.. La intención es que el trabajador concilie su trabajo con sus otros compromisos, y no lo contrario, que supedite lo personal a lo laboral.

 

Regresar a la vieja noción de oficina vigente desde el siglo XVII no es posible. El grueso del trabajo planetario se ha movido, o lo está haciendo, hacia el trabajo remoto, total o parcialmente. Un nuevo escenario en el que, al menos en el sector IT, empresarios y trabajadores ya se han puesto de acuerdo.

 


 

Si necesitas talento IT o buscas sitios para tu oficina líquida, agenda una llamada con nuestros consultores, podemos ayudarte con esto.