Saltar al contenido

¿Qué debes considerar para escalar tu negocio?

julio 19, 2021
escalar tu negocio

Obviamente, la razón fundamental de todo emprendimiento, de todo negocio, es producir, generar riqueza, y para ello, la receta es trabajar duro y procurar crecer. Crecer para vender más y para llegar a más clientes. Crecer para desarrollar nuevos productos o servicios y para acceder a otros mercados. En síntesis, escalar.

¿Qué es escalabilidad?

El término escalabilidad define la capacidad que una empresa, o sistema, tiene de crecer atendiendo a las demandas sin perder las cualidades que le agregan valor.


Si quieres conocer más sobre la escalabilidad de talento IT en equipos offshore haz clic  AQUÍ


Una escalabilidad que muchas veces el emprendedor no puede atender por sí sólo, dedicado como está a dirigir la producción de su empresa, escalabilidad que puede y debe delegar en empresas especializadas en la captación y gestión de recursos humanos, para concentrarse en sus prioridades.

Por eso, es importante que te hablemos de escalabilidad offshore de equipos distribuidos desde nuestra experiencia, y repasemos juntos algunas nociones que debes tener en cuenta a la hora de escalar tu negocio.

Tipos de escalabilidad en los negocios.

Cuando te dispongas a escalar, considera que puedes hacerlo en tres niveles.

1)    Escalabilidad en carga o tamaño.

Un sistema distribuido permite ampliar o reducir los recursos y usuarios fácilmente, ajustándose a cargas más pesadas o livianas según se requiera.

2)    Escalabilidad geográfica.

Un sistema geográficamente escalable mantiene su utilidad y usabilidad independientemente de lo cerca o lejos que estén sus usuarios y recursos.

3)    Escalabilidad administrativa.

La escalabilidad administrativa dependerá de lo fácil de usar y/o manejar que sea para diferentes organizaciones compartir un mismo sistema distribuido. 

Como ves, puedes escalar en distintos órdenes o niveles, pero antes de hacerlo es muy importante que consideres cinco aspectos que son claves. De ellos dependerá el éxito que logres en tus planes de crecimiento.

Consideraciones previas antes de escalar tu negocio.

1)    Conoce las fortalezas y debilidades de tu equipo.

Es clave, antes de escalar el equipo de desarrollo de su empresa, que conozcas bien las fortalezas y debilidades de tu equipo. Una vez hecho esto, y en especial conociendo sus limitaciones, te será más fácil precisar qué desarrolladores offshore necesitas para complementar tu sistema informático, lo cual te evitará incurrir en pagos en exceso por servicios adicionales que tal vez la organización no requiera.

2)    Ten una idea clara de cuál es tu presupuesto para escalar.

Así como conocer las debilidades de tu equipo es esencial, también lo es que tengas claro cuánto dinero dispones para las tareas de reclutamiento offshore. El costo estimado de cada nuevo colaborador puede llegar a estar entre 1,5 a 3 veces de su salario, además de otros costos por contratación, capacitación y onboarding.

3)    Evalúa los plazos de tiempo que supone ese proceso.

Tan importante como el presupuesto del que dispone la empresa para la contratación de empresas que le ayuden a crecer, lo es la variable “Tiempo”. Cubrir una nueva posición de talento IT puede llevar su tiempo. Por ejemplo, la consultora Glassdoor, menciona que el tiempo medio para la contratación para los puestos tecnológicos va en aumento, y en los EE.UU. puede llegar a los 35 días.

4)    Vela por la mejor comunicación y cercanía horaria entre tus equipos distribuidos. 

En los equipos offshore es fundamental que haya un contacto fluido y constante entre sus integrantes, y entre estos y la empresa. Por eso, es importante que inviertas en las mejores herramientas de comunicación disponibles, tales como Slack, Asana, Campfire, Monday, etc. De ellas dependerá la calidad de la comunicación a lo interno. Y otro aspecto que no debes olvidar. Trata que no haya mucha distancia horaria entre tus distintos equipos, salvo que sea inevitable, puede afectar el desempeño de todo el sistema.

5)    Cuida la seguridad de tus datos. 

Y, por último, protege bien la seguridad de la información sensible de la empresa. El hecho que tengas ingenieros remotos que estén a cientos o miles de kilómetros no implica que no debas cuidar la ciberseguridad de la data, como lo haces con tu equipo interno. No hacerlo, pondrá en riesgo tanto tus sistemas IT como los procesos de desarrollo de software.

Estos aspectos son claves para el escalamiento de tu negocio, y ten presente que ese crecimiento siempre te expone a vacíos de seguridad en las operaciones. Por tanto, es importante al escalar que no olvides de complementar el proceso con algunas recomendaciones.

Recomendaciones complementarias a la escalabilidad:

+ Usa computadoras y teléfonos administrados centralmente.

+ Protege la información sensible, confidencial y personal con una VPN.

+ Provee a todos los miembros de los equipos remotos de una conexión de internet que sea segura y privada.

Esperamos que este breve vistazo a la escalabilidad de equipos offshore te haya sido de utilidad para los planes de crecimiento de tu empresa. Y, aunque no tengas previsto migrar totalmente tu empresa a la modalidad remota, seguramente sí estarás pensando en asumir un enfoque híbrido, en donde integres trabajadores remotos con tu plantilla actual.

Si tienes más dudas sobre cómo llevar a cabo un proceso de selección, y estás en búsqueda de talentos IT, puedes agendar una llamada con nuestro equipo de consultores AQUI

Julio Juárez Soriano
Senior Copywriter
Marketing Department, Interfell Corp.